foto

foto
fotografia de Italia , autor luis pedro mujica

miércoles, 12 de abril de 2017

CÁNCER DE COLON , prevención

Cáncer de colon: factores que lo provocan y cómo prevenirlo
Incidencia. Este tipo de cáncer es el tercero más frecuente en hombres y el segundo en mujeres, por lo tanto es importante prestarle atención para evitarlo.
 Letzira Sevilla Bolaños
El cáncer de colon o colorrectal poco a poco ha ido ganando terreno y ha llegado a situarse entre los tres más frecuentes en hombres y mujeres. Su desarrollo se debe en buena parte a hábitos nocivos como fumar, tomar licor o comer demasiada grasa.
El colon y el recto conforman la parte terminal del tubo digestivo. Según explica el doctor Marvin López Guatemala, en una persona normal, mide metro y medio aproximadamente, aunque puede ser un poco más largo o más corto, pues va en dependencia de la estatura de la persona.
“El colon y recto es el mismo segmento o parte del aparato digestivo, colon es lo mismo que decir intestino grueso, pero aun siendo intestino grueso colon y recto, tienen diferentes funciones. El intestino grueso o colon tiene varios segmentos; colon ascendente o derecho, colon transverso, descendente o izquierdo, colon sigmoides y recto, el intestino grueso es la parte del aparato digestivo que le continúa al intestino delgado, el aparato digestivo comienza en la boca o sea desde que masticamos los alimentos, continúan el esófago, el estómago, el intestino delgado y termina en el intestino grueso, cada segmento tiene una función compleja y específica”, señala el doctor.
El especialista en medicina interna en esta entrevista explica cómo funciona el colon, cómo se debe cuidar y en qué consiste el cáncer de colon.
¿Cuál es la función del colon?
Los alimentos que ingerimos llegan al colon semiprocesados o procesados en un 80%, el colon lo que hace es terminar el proceso, de absorber líquidos, electrolitos y nutrientes, cuando decimos absorber, por mecanismos muy complejos, hablamos de que son procesados a micronutrientes para que pueden pasar al torrente sanguíneo para que en la sangre puedan distribuirse por todo nuestro organismo, una vez que ya se exprimieron todos los nutrientes por el paso del intestino, o sea el bagazo, o las heces fecales, pasan al recto, que son los últimos 14 centímetros del intestino, también llamada ampolla rectal. Una vez que se acumula en esta parte materia fecal o lo que popularmente conocemos como bagazo, se va acumulando paulatinamente, cuando se nos llena la ampolla rectal, se desencadena el acto o deseo de defecar, lo que llamamos reflejo ano-rectal.
De interés: Cáncer de estómago, el segundo que más afecta a varones nicas
¿Cuál es la relación entre cáncer de colon y recto?
Es el mismo trayecto, o sea ambos son  el intestino grueso, o sea que el cáncer puede afectar cualquiera de los trayectos que le mencioné, el segmento que más afecta es el colon sigmoides y en menos proporción los otros segmentos, en pocos casos puede haber más de un tumor o cáncer en diferentes segmentos, dicho de otra manera podemos adquirir cáncer de recto y a la vez otro tumor en otro segmento del intestino grueso.
¿Cuál es el nivel de incidencia del cáncer de colon?
 A nivel mundial ocupa el tercer lugar entre los hombres y segundo más común en mujeres, en los hombres superados solo por el cáncer de próstata y de pulmón, en las mujeres superado por el cáncer de mama.
¿Cuáles son los síntomas del cáncer del colon?
Lamentablemente los síntomas aparecen tardíamente o cuando el cáncer está avanzado, y esto es lo que no debemos esperar, por eso es importante chequearse porque no tenemos síntomas del colon antes de los 50 años, depende de factores que influyen como son los antecedentes familiares.
¿Qué examen permite diagnosticar el cáncer de colon?
El examen indicado, el más exacto, fidedigno, se llama colonoscopia, ningún medio diagnóstico o examen, por muy sofisticado o tecnológico que sea, supera a la colonoscopia. Cuando realizamos este examen, tenemos la ventaja de tomar muestras de tejido o biopsia, o incluso hacer tratamiento por vía endoscópica, en este caso colonoscópica, cuando el paciente presenta sintomatología, unos presentan cambios en el hábito de defecar, o sea diarrea o estreñimiento, o se alternan estas alteraciones en el mismo paciente, a veces diarrea y a veces estreñimiento, pérdida de peso, rectorragia o defecar con sangre, anemia, cuando ya están estos síntomas la lesión está avanzada y poco a nada qué hacer en el paciente, las dos alteraciones o cambios.
¿Cuáles son los principales factores para que aparezca el cáncer de colon?
El sedentarismo, el tabaquismo, el licor, la pobre ingesta de fibra en la dieta y el sobrepeso.
¿Cómo cambia la vida en un paciente con cáncer de colon?
Cuando es diagnosticada tempranamente esta lesión,  iniciándose o in situ, se le realiza tratamiento y las condiciones o calidad de vida es igual a una persona que no ha tenido cáncer de colon, cuando está avanzado el tratamiento tiene poco alcance y se vuelve trágico no solo para el paciente, sino para la familia, desde limitaciones en las actividades que normalmente realiza hasta deterioro progresivo, cada día más mal, limitaciones en la alimentación, la mayoría de pacientes hace uso de colostomía, esto hace la función de recto o ano, o sea que esta colostomía es una bolsita que se pega en abdomen y por aquí queda defecando el paciente, aparte el costo económico que implica esta enfermedad.
Prevención
Tanto hombres como mujeres de 50 años de edad y mayores se deben someter a exámenes de detección sistemática del cáncer de colon. Las personas en alto riesgo pueden necesitar estos exámenes a una edad más temprana.
Con los exámenes de detección sistemática del cáncer de colon a menudo se pueden encontrar pólipos antes de que se vuelvan cancerosos. Extirpar dichos pólipos puede prevenir este tipo de cáncer.
El cambio de la alimentación y del estilo de vida es importante. Las dietas con contenido bajo de grasa y ricas en fibra pueden disminuir su riesgo de padecer este tipo de cáncer.

Algunos estudios han informado que los AINE (ácido acetilsalicílico o aspirina, ibuprofeno, naproxeno, celecoxib) pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Sin embargo, estos medicamentos pueden incrementar el riesgo de sangrado y problemas cardíacos.  Tomado de el nuevo diario de Nicaragua 

No hay comentarios: